Los Chacras

En Sánscrito la palabra chakrá significa ‘rueda’ o ‘círculo’. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano.

En el hinduismo y algunas culturas asiáticas, los chakrás son seis centros de energía

  1. mula-adhará (‘sostén de la raíz’)
  2. sua adhishthana (‘su-propio lugar-de-estar’)
  3. maní-pura (‘joya-ciudad’)
  4. an-ajata (‘no-herido’ o ‘no-golpeado’)
  5. vi-shuddha (‘muy puro’) nariz).
  6. agña-akhia (‘conocer por el entendimiento’)

En las prácticas contemporáneas occidentales se considera que hay un séptimo chakrá, el Sajasra-ara (‘mil-rayos de una rueda’), con la forma de una flor de loto invertida, que se encuentra en la cabeza.

En el Brahman upanishad y el Yoga tattua upanishad, dos antiguos Upanishad hinduistas se menciona fugazmente a los chakrás. También en la creencia vashraiana del budismo tibetano (aproximadamente de la misma época) también se los menciona. Existen otros modelos de chakrás en otras tradiciones, incluyendo la medicina china, la Kábala judía y el sufismo islámico. 

Símbolos de los Chakras según la Cultura Indú 

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas.

Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Dentro de sus funciones principales se encuentra:

  • Revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
  • Provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica; y
  • Transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Los chakras se distribuyen a lo largo de la columna vertebral, desde la parte más baja donde se encuentra la kundalini energía enroscada en forma de serpiente, hasta la parte más alta de la cabeza donde aparece el halo aurico, si logra armonizar todos los chakras. 

Comenzando por el chakra raíz debemos ir armonizándolos uno a uno, en sentido ascendente hasta alcanzar la conciencia global y la Armonía Universal.

Los chakras están conectados por canales energéticos llamados nadis o meridianos. Según los fundamentos del yoga, existen 72.000 nadis que conectan el aura y los chakras con el cuerpo físico, de los cuales tres son considerados los principales, pingala ida y Sushumna

Pingala: Canal derecho, conectado con la parte izquierda del cerebro.

Ida: Canal izquierdo, conectado a la parte derecha del cerebro.

Sushumna: Nadi central, conectado a la columna vertebral y al sistema nervioso central.

Ida Y Pingala se entrecruzan con Sushumna en los siete puntos de los chakras, creando una especie de espiral por donde circula el prana o energía vital a través de todo el cuerpo. En la tradición hindú se los reconoce y representa como flores de loto que se diferencian por sus diversos colores y un número determinado de pétalos. 

Para tener una idea de su forma podríamos imaginarnos una flor que abre sus pétalos por encima del cuerpo y cuyo tallo nace en la columna. Así, la flor estaría por encima del cuerpo físico pero conectada a el. La columna vertebral seria el tronco de donde se abren los siete chakras a una distancia determinada.

Cada chakra toma un color de la luz del campo aurico, aspirándolo en forma de espiral y llevándolo directamente a nuestro organismo. De esta forma, nuestro cuerpo es irradiado por una luz de color que fluye desde el aura. 

El color de los chakras progresa en el sentido de la escala de colores del espectro solar. Es decir que comenzando desde la base, el chakra raíz posee el color rojo y va variando, a medida que asciende, a las tonalidades naranjas, amarillas, verdes y azules hasta culminar en un color blanco que se transforma en luz, en claridad. Cuanto mas elevado es el chakra Más tiende hacia la zona de luz de ondas cortas. El aspecto de los chakras dependerá de la evolución personal: será poco luminoso en las personas mundanas y muy brillantes en aquellos que hayan elegido hacer hincapié en la esfera espiritual.

Por medio de estos centros energéticos, el Cuerpo Astral le proporciona energía al cuerpo físico, definiéndole las diversas facetas de su salud y su destino. Estos centros han sido denominados con diferentes nombres a través de las culturas y las épocas, su referencia esotérica mas citada les concede el nombre de Chakras según la influencia orientalista de los últimos siglos, mientras que su referencia científica los ha descubierto como Glándulas Endocrinas.

El sistema endocrino o endócrino es un sistema de glándulas que secretan un conjunto de substancias llamadas hormonas, que liberadas al torrente sanguíneos regulan las funciones del cuerpo. Es un sistema de señales similar al del sistema nervioso, pero en este caso en lugar de utilizar impulsos eléctricos a distancia, lo hace exclusivamente por medio de sustancias. Las hormonas regulan muchas funciones en los organismos, incluyendo entre otras el estado de ánimo, el crecimiento, la función de los tejidos y el metabolismo, por células especializadas y glándulas endocrinas. Actúa como una red de comunicación celular que responde a los estímulos liberando hormonas y es el encargado de diversas funciones metabólicas del organismo; entre ellas encontramos:

El sistema endocrino está constituido por una serie de glándulas carentes de ductos. Un conjunto de glándulas que se envían señales químicas mutuamente son reconocidas como un eje. Un ejemplo es eje hipotalámico-hipofisario-adrenal. Las glándulas más representativas del sistema son la hipófisis, la tiroides y la suprarrenal. Las glándulas endocrinas en general comparten características comunes como la carencia de conductos, alta irrigación sanguínea y la presencia de vacuolas intracelulares que almacenan las hormonas. Esto contrasta con las glándulas exocrinas como las salivales y del tracto gastrointestinal que tienen escasa irrigación y poseen un ducto o liberan las substancias a una cavidad.

Aparte de las glándulas endocrinas especializadas, existen otros órganos como el riñón, hígado, corazón y las gónadas, que tiene una función endocrina secundaria. Por ejemplo el riñón secreta hormonas endocrinas como la eritropoyetina y la renina.

Esta alimentación energética tiene que estar compensada en el ser humano con la respiración y la comida, que son los pilares del mantenimiento del ser vivo.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección. 

 

El Mooladhara o Muladhara

El Mooladhara o Muladhara

Primer Chakra o Chakra Raíz, Su nombre significa soporte, o base. Energía física y voluntad de vivir. Color rojo. Piedras: amatista, cuarzo, obsidiana y ónice

Glándulas: Corticoadrenales

Está relacionado con la cantidad de energía física y el deseo de vivir en la realidad física. Es el emplazamiento de la primera manifestación de la fuerza vital en el plano físico. 

Se asocia, en el cuerpo con el intestino largo, pies y piernas, con el elemento Tierra y los colores rojo y marrón. 

Denominado Chacra Básico o fundamental, está localizado en la base de la columna vertebral, debajo del hueso sacro, en el cual reside la Kundalini ó Fuego Serpentino. Es el centro de la energía mayor.

Su aspecto principal es la inocencia, que es la cualidad que nos permite experimentar el gozo puro, sin las limitaciones de los prejuicios y los condicionamientos. La inocencia nos da dignidad, equilibrio y un fuerte sentido de lo correcto; una sabiduría intuitiva que está siempre presente en los niños, pero que poco a poco perdemos, inmersos en las condiciones de la vida moderna. Esta cualidad existe en todos nosotros, y sólo está esperando el despertar de la Kundalini para manifestarse en toda su belleza y pureza. 

Se le conoce también como del Sacro o Cóccix : Es el punto energético de la reproducción, la generación y el sexo, donde se centran nuestros deseos de vivir de existir, de disfrutar, de sufrir, trascender, permanecer y perpetuar ya sea a través de nosotros mismos o a través de nuestros hijos, o nuestras obras. 

Es el punto más bajo, pero en su sentido de trascendencia espiritual esta conectado con el punto energético más alto, La Coronilla, cada uno de estos puntos inciden sobre nuestra salud al regular las funciones orgánicas sobre nuestra vida y por consiguiente, al regular nuestros sentidos, emitiendo y percibiendo en la relación con el universo que nos rodea, tanto de manera subjetiva como objetiva y sobre nuestro destino, porque a partir del funcionamiento de estos centros el ser humano va fraguando su futuro

  • Desafío Humano y Obsequio: el sentirse a salvo y seguro en el plano físico, manifestar el satisfacer nuestras necesidades básicas. 
  • Deseo Divino: el sentirse alimentado y mimado, el experimentar ser parte del todo.
  • Relación Primordial: con la realidad física, la Tierra, las fuerzas de la naturaleza, el cuerpo, el sentir sensaciones.

Uno de sus principales aspectos es la calidad y funciones de la Tierra. Aquí "tierra" significa la etapa final de la manifestación en el campo de los sentidos, las áreas más públicas de la vida. Es también la zona más velada al espíritu, lo que se encuentra más profundamente envuelto por la ilusión de la separación, la soledad y lo tangible. Representa el funcionamiento de la mente y las emociones más inconscientes. 

Es también el campo de los hábitos, el lugar del comportamiento automático. Es un recipiente de los patrones instintivos más profundos que usamos para sobrevivir. La función del primer chakra es "reducir todo a su punto base".

La habilidad para crear y actuar a partir de hábitos regulares es en gran parte una función terrenal de este chakra. La planificación puede venir del sexto chakra, la proyección del quinto y el orden del tercero, pero las acciones finales que los sostienen y los vuelven disponibles requieren del primer chakra. 

Con un primer chakra fuerte, la confianza es automática. Confiamos en una persona por ser una persona. Si dominas el elemento de la tierra, sabes que la tierra puede moldearse y adoptar nuevas formas. Un primer chakra saludable permite que los cambios se den paso a paso, sin traumatismos.

Abierto: Cuando la fuerza vital está en pleno funcionamiento, la persona muestra un poderoso deseo de vivir en la realidad física. Cuando la fuerza vital está en pleno funcionamiento a través de los chakras inferiores, en combinación con un poderoso flujo que desciende por las piernas, con éste llega una afirmación clara y directa de la potencia física.

El cóccix actúa como bomba de energía en el nivel etéreo, ayudando a encausar el flujo energético hacia arriba por la columna vertebral.

Esta afirmación de la potencia física, combinada con la voluntad de vivir, da al individuo una "presencia" de poder y vitalidad. Declara estar aquí ahora" y tiene los pies bien afirmados sobre la realidad física.

La "presencia" del poder y la vitalidad emanan de él en forma de energía vital. Frecuentemente actúa como un generador, dando energía a quienes le rodean y recargando sus propios sistemas energéticos. Tiene una fuerte voluntad de vivir

Cerrado: Cuando el centro coccígeo está bloqueado o cerrado, la mayor parte de la vitalidad física queda bloqueada y la persona no produce una fuerte impresión en el plano físico. No está "aquí". Evitará la actividad física, su energía estará baja y puede que incluso sea "enfermiza". Carecerá de poderío físico.

Si no se abre este chakra antes de atender a los demás, habríamos crecido sin echar raíces, faltos de fundamenteo y no habrá estabilidad.

La verdadera trampa del mundo físico estriba en la creencia de que éste sea la realidad esencial única de que estamos hecho y no un nivel entre otros varios: pero no hay que caer en el extremo contrario de negar el yo físico, porque entonces la unidad coherente de la conciencia no es posible y el primer chakra se cierra porque no se aceptan las limitaciones y la disciplina esenciales para la manifestación en la materia. 

 

El Swadisthana o Swadisthan

El Swadisthana o Swadisthan

Segundo Chakra o Chakra Esplénico. Su nombre significa "la morada de la fuerza vital o morada del ser". Capacidad de dar y recibir amor y placer en una relación de pareja. Color anaranjado. Piedras: vanadinite y turquesa. 

Glándulas: Gónadas 

Denominado Chakra Esplénico, está situado a la altura del Bazo, Genitales, matriz. También denominado del Estómago: Es el punto energético de los sistemas alimenticios e inmunológicos del organismo, ya que en esta zona se centran todos nuestros apetitos, por supuesto, también es el punto energético de las emociones que dan sentido de atracción o rechazo ante las emisiones y recepciones a que estamos sujetos, el Punto del estómago es el regulador de las sensibilidades.

Está relacionado con la calidad del amor hacia la pareja que puede tener la persona.

Está asociado, en el cuerpo, con los genitales, los órganos reproductivos y la vejiga, con el elemento agua, y el color naranja. 

ChaKra es el de la creatividad, el conocimiento y la atención pura. Es el que nos conecta con la fuente interna de inspiración y nos permite apreciar la belleza que nos rodea. El conocimiento puro que este chakra nos otorga no es mental, sino que es una percepción directa y absoluta de la realidad. En este centro se encuentra nuestra capacidad de concentración y de atención. En el plano físico, cuida de la parte inferior del hígado y de los riñones. 

  • Desafío Humano y Obsequio: Conectar y unirse a otros sin perder nuestra identidad. 
  • Deseo Divino: Expandirse libremente - crear sin esfuerzo. 
  • Relación Primordial: con otros seres humanos, emociones y cuerpo emocional, con el niño interior y el salvaje interior.

La visión del segundo chakra está asociada con la imaginación, el deseo, la pasión, la dualidad y las polaridades, con el movimiento y el cambio, y, fundamentalmente, con la creatividad. Las personas que funcionan fuertemente desde el segundo chakra y que se han abierto al mundo de los sentimientos, se mueven a la velocidad dictada por esos sentimientos. Si no se sienten listos para moverse, aun bajo la presión externa, no lo harán. 

Si consideran que ya están listos para moverse, aun cuando las condiciones externas no sean favorables, lo harán. Cuando está bien desarrollado, la persona tiene opiniones, sabe hacer distinciones, le gusta el rojo pero no el azul, prefiere el calor al frío; a su vida no le faltan los contrastes y contornos. Un segundo chakra que funciona bien pinta el mundo con pasión, motivación y opiniones. Prepara el camino para la compasión del cuarto chakra, porque a la persona le importan ciertas cosas y las quiere.

En este chakra están mezclados el deseo y el placer, el dolor y el esfuerzo, para finalmente dar a luz tu creación. Cuando todos los demás chakras están equilibrados en relación con el segundo, la sexualidad se vuelve divertida, variada, expresiva, y raras veces tiene las connotaciones de confusión, dificultad, dolor o perversión que parecen ir en aumento en nuestra cultura. 

Cuando está débil, el mundo parece plano. Hay poca pasión. Tú no tienes opiniones sobre las situaciones y tu cuerpo no presenta los efectos de la motivación, de amar los sentidos, del movimiento. Tu cuerpo tiende a estar constreñido, sin espíritu, insípido. Cuando está sobre activado no hay nada que no sea sexual. Todo se vuelve manía sexual.

Abierto: facilita el dar y recibir placer sexual y físico. Lo más probable es que la persona disfrute con el coito y tenga orgasmos. El orgasmo revitaliza y limpia el cuerpo en un baño energético. Despeja el sistema corporal de la energía atascada, los productos de desecho y la tensión profunda. El orgasmo sexual es importante para el bienestar físico de la persona. No obstante, el orgasmo total del cuerpo requiere que todos los centros estén abiertos. Para quienes ya han accedido a la experiencia de unión de los aspectos físico y espiritual entre dos seres logrando la comunión y han pasado a otras fases a lo largo del sendero espiritual, algunas disciplinas espirituales como el kundalini yoga y la tradición tántrica, aseguran que esta descarga ya no es necesaria para el bienestar de la persona (pero la mayoría de los humanos no entran en esa categoría y han de lograr primero la comunión con su pareja).

Cerrado: El resultado del bloqueo del centro púbico puede ser una incapacidad para lograr el orgasmo en la mujer que es incapaz de abrirse a la alimentación sexual de su pareja y recibirla. Probablemente no podrá conectar con su vagina y quizá no disfrute con la penetración. Tal vez se sentirá más inclinada a gozar con la estimulación clitoridiana que con la penetración y puede que incluso desee ser siempre la parte activa o agresiva del coito.

Cuando es el varón quien sufre el bloqueo, probablemente ello irá acompañado de orgasmo prematuro o la incapacidad para lograr la erección.

El instinto de protección es la sumarización última de la sexualidad y una necesidad tanto corporal como emocional. Es la esencia de las cualidades maternales, una experiencia dichosa de calor y seguridad que estará ausente si este chakra se halla bloqueado frontalmente. 

 

El Nabhi o Manipura

El Nabhi o Manipura

Tercer Chakra o Plexo Solar. Cualidad de la generosidad y el sentido completo de satisfacción y felicidad. Color Amarillo. Piedras: peridoto, ojo de tigre y topacio dorado, 

Denominado Chacra umbilical, y está situado en plexo solar. También llamado del Ombligo: Es el punto energético de la asimilación y la depuración en que se centran nuestras actitudes de valentía y o temor ante la vida, la dependencia y la independencia, el sentido del riesgo y los instintos básicos de supervivencia ante los peligros, tanto subjetivos como objetivos, también es un punto de alarma y de la regulación equilibradora que prepara al organismo ante los sentidos, ante la sorpresa de lo desconocido, transmitiendo sus sensaciones a los músculos del estomago y el pecho.

Está asociado con la fuerza de voluntad y la actitud que se tenga respecto a la propia salud física. También se conoce con el nombre de centro de curación y está relacionado con la curación espiritual. Se dice que este centro es muy grande y se halla muy desarrollado en algunos sanadores. En el cuerpo se asocia con el Páncreas.

Autoestima, acción, vitalidad, placer y extroversión, sabiduría espiritual y conciencia de la universalidad de la vida y del propio sitio dentro de ella.

El centro del plexo solar es muy importante en lo que se refiere a la capacidad de conexión humana. Cuando nace un niño se mantiene un cordón umbilical etéreo conectado entre él y su madre. Estos cordones representan una conexión humana. Cuando una persona crea una relación con otro ser humano, crecen cordones entre sus respectivos chakras del plexo solar. Cuanto más fuertes son las conexiones entre ambas personas, mayor fuerza y número tendrán esos cordones. En los casos en que se está terminando la relación, los cordones se van desconectando lentamente

El tercer chakra es el que nos da la cualidad de la generosidad y el sentido completo de satisfacción y felicidad. Cuando la Kundalini ilumina este chacra, proporciona rectitud y un sentido interno de moralidad, dándonos el equilibrio en las diferentes facetas de nuestra vida.

Rodeando al segundo y al tercer chakra, se encuentra el Vacío, que establece el principio del maestro en nosotros. En muchas tradiciones espirituales se le denomina el "océano de la ilusión" (en la tradición india se llama Babasagarara), que sólo se puede cruzar con la ayuda de una guía espiritual.

Cuando la Kundalini despierta y pasa por el Vacío, el principio del maestro se establece en nosotros. De esta manera, en Sahaja Yoga os convertís en vuestro propio maestro, en vuestro propio guía espiritual, con la capacidad de sentir vuestros problemas sutiles en las yemas de los dedos, y de solucionarlos usando vuestra propia Kundalini.

Abierto: Aunque el chakra del plexo solar es mental, su funcionamiento saludable está directamente relacionado con la vida emocional del individuo. Esto es así porque la mente o los procesos mentales sirven como reguladores de la vida emocional. La comprensión mental de las emociones sitúa a éstas en un marco de orden y define aceptablemente la realidad. Si este centro está abierto y funciona de forma armoniosa, el individuo tendrá una vida emocional profundamente satisfactoria y libre de agobios. Se acepta a sí mismo y a los demás. Tiene firme autoestima. 

Una persona que tenga este chakra delantero abierto puede mirar al cielo estrellado y sentir que pertenece a él. Está firmemente enraizado en su lugar dentro del universo. Es el centro de su propio y exclusivo aspecto de expresión del universo manifiesto, y de ello obtiene sabiduría espiritual.

Sin embargo, cundo este chakra está abierto pero tiene rasgada la membrana protectora que lo cubre, sufrirá emociones extremas incontrolables. Podría sentir la influencia de fuentes exteriores del astral que lo confundirían. Se perderá tal vez en el universo y las estrellas. Llegará un momento en el que el abuso de dicho chakra le provocará dolor físico en esa área, lo cual puede desembocar en una enfermedad, por ejemplo, agotamiento adrenal.

Cerrado: la persona bloqueará sus sentimientos, quizá hasta no sentir nada. No tendrá conciencia de un significado más profundo de las emociones que preste otra dimensión a la existencia. Puede no estar conectado con su propia exclusividad dentro del universo y de su mayor propósito. No sentirá amor y aceptación por sí mismo.

La acción, el poder y la vitalidad están ausentes o seriamente menguados cuando este chakra está cerrado.

El poder del tercer chakra es poder de vida, de vitalidad y de conexión, no el poder frío de control y dominación. El estado de las estructuras corporales físicas del aspecto frontal de este chakra refleja la postura de la persona frente al poder. El estómago acalambrado y duro, el vientre hinchado o hundiodo, el diafragma colapsado son indicios de problemas frente a la necesidad de ostentar el poder, ejercer control e influencia sobre los demás, protegerse del poder externo o temor a asumir el propio poder, repliege en uno mismo y miedo a destacar.

El exceso de peso en general es un indicio del mal funcionamiento de este centro, puesto que regula el metabolismo corporal y es evidente que si hay sobrepeso existe un desequilibrio entre la asimilación y la depuración en el proceso de convertir los alimentos en energía y desechar los excedentes. 

 

El Anahata o Anahatha

El Anahata o Anahatha

Cuarto Chakra o Chakra del Corazón. Su nombre significa sin abatir, fresco, puro, sin aflicción. Sentimientos cordiales de amor por otros seres humanos, apertura a la vida. Color verde. Piedras: cuarzo rosa, jade y turmalina rosa,

Glándulas: Paraganglios supracardiacos / Timo

El chakra del corazón, es el lugar donde reside el espíritu, nuestro verdadero ser. Desde el corazón se manifiestan el amor y la compasión, y este chacra nos proporciona el sentido de la responsabilidad. En su parte central, a la altura del esternón, se manifiesta como completa seguridad y confianza en uno mismo. Todos nuestros miedos y temores se disipan cuando la Kundalini atraviesa el chacra del corazón.

En el cuerpo se asocia con el corazón, las manos, los brazos y la glándula timo, con el elemento aire y los colores verde, rosado y rosa.

A través de este centro conectamos los cordones con los centros del corazón de aquellos con quienes tenemos una relación amorosa, lo que incluye a los niños y a los padres igual que a los amantes y a los cónyuges. Los sentimientos amorosos que fluyen a través de este chakra suelen hacer que las lágrimas acudan a nuestros ojos.

La apertura de este centro es directamente correlativa a la merma del ego, pues es el centro a través del cual amamos; a través del cual fluye la energía de la conexión con toda forma de vida. Cuanto más abierto está este centro, mayor es nuestra capacidad de amar un círculo de vida cada vez más amplio. Cuando este centro se halla en funcionamiento, nos amamos a nosotros mismos y a nuestros hijos, cónyuges, familiares, animales domésticos, amigos, vecinos, compatriotas y extranjeros, a todos nuestros semejantes y a todas las criaturas de la tierra.

  • Desafío Humano y Obsequio: el abrir nuestros corazones a la vibración desapegada y sin juicio del amor universal. 
  • Deseo del Alma: el experimentar unidad, devoción, reverencia por la vida, una vinculación desapegada. 
  • Relación Primordial: con un poder espiritual superior, con nuestro propio corazón y el de otros, con el pulso que nos une con el universo.

El chakra del corazón está regido por el elemento aire. A diferencia de los otros elementos, al aire no lo ves, su influencia es sutil. Por el aire despliegas tus emociones y cultivas la compasión y la capacidad de amar. 

Los tres chakras inferiores contienen la capacidad de cultivar la destreza sobre los impulsos. Cuando se equilibra y se abre el cuarto chakra, llegas al verdadero primer nivel de la conciencia auto-reflexiva, desde donde puedes verte a ti mismo a través de los ojos de los otros y entiendes que los demás son tan importantes como tú. En los primeros tres chakras estás regido por el "yo", en el cuarto empiezas a tener sentido de "nosotros". 

Sabes cuáles son tus sentimientos y puedes dirigirlos. Casi todos pueden amar y sentir fuertes impulsos y pasiones unos por otros, pero actuar desde el cuarto chakra es dar forma a la pasión para cumplir con los compromisos y obligaciones del amor. 

Se relaciona con el funcionamiento del sistema inmune, la glándula del timo y el bombeo del corazón. Nos da inequívocas "corazonadas". Nos hace saber quiénes somos y qué queremos en las relaciones. 

Cuando funciona bien, actúa como un sistema inmune, te advierte cuando algo es extraño y necesita ser examinado antes de aceptarlo, sabe cuando algo tiene afinidad contigo, con tu organismo, y puede entrar en tu cuerpo. Sabes cómo y cuándo y cuánto dejar entrar a alguien a tu vida, cómo armonizar todas tus relaciones. Si está sobreactivado, necesitarás necesitar demasiada simpatía. Si está subactivado, serás dependiente de los demás y estarás confundido respecto al sentido de ti mismo. 

Cualquier bloqueo en el diafragma o en el mecanismo de respiración, lo afecta profundamente. Su más poderoso estímulo es la respiración en todo tipo de pranayamas.

Abierto: la persona puede ver en cada individuo a su prójimo y amarlo incondicionalmente, por el simple hecho de existir. Puede ver la exclusividad de la belleza y la luz interna de cada individuo.

El amor del cuarto chakra no está vinculado a un objeto, es un amor que irradiamos hacia todo lo que nos sale al paso, porque lo sentimos dentro como un estado del ser. El amor del corazón es por esencia duradero, eterno y constante. Se expresa como aceptación gozosa de uno mismo y de los demás, del lugar que nos ha correspondido dentro de la totalidad de las cosas.

Se experimenta como una profunda paz que dimana de la ausencia de conflictos y de estar en armonía con todo lo que nos rodea, todo lo cual apreciamos profundamente al punto de sentirnos agradecidos por su existencia. Vivir en amor es vivir en equilibrio, en un estado permanente de gracia, delicadeza, flexibilidad, tolerancia y amabilidad. Es vivir y dejar vivir apreciando el sagrado don de la vida en todas y cada una de sus manifestaciones.

Cerrado: dificultades para amar, en el sentido de dar amor sin esperar nada a cambio. Con este centro cerrado se experimenta un desequilibrio y una ausencia de propósito y significado de nuestra propia existencia y del mundo en general. No hay una capacidad de establecer relaciones duraderas, pues todas las pautas duraderas son resultado de un equilibrio entre las partes. Para poder amar hay que consentir cierto grado de pérdida de autonomía a fin de experimentar una unidad superir, y con este centro cerrado no hay la capacidad de ceder en favor del otro. La ecuanimidad sólo se alcanza en la plenitud del corazón, como centro del ser, y sin ecuanimidad no es posible percibir los patrones de órden del cosmos, de la naturaleza ni de nuestras propias pautas y ritmos de crecimiento y evolución. Debido a ello se experimenta desolación, soledad, sentimientos de desconexión, falta de unión, de trascendencia y de sacralidad de las personas, la naturaleza, los animales y la vida misma. 

 

El Vishuddhi o Visudda

El Vishuddhi o Visudda

Quinto Chakra o Chakra de la Garganta. Su nombre significa puro. Centro del sonido, la vibración y la autoexpresión. Color turquesa. Piedras: ágata azul y aguamarina. 

Glándulas: Tiroides / paratiroides

El Chakra de la garganta está situado en la garganta, en la base del cuello entre la clavícula y los hombros, donde está situado el cerebro de reptil o tallo cerebral inferior.

Es el chakra de la diplomacia. Aporta la energía que se necesita para comunicarnos con los demás. Su buen estado repercute en que las relaciones sean correctas y en que podamos expresar las percepciones del corazón. Se obstruye con los sentimientos de culpa y cuando culpabilizamos a otros con nuestra arrogancia, es decir, cuando se falta a la dignidad propia o ajena. 

Está asociado, en el cuerpo, con la garganta, los oidos, las glándula tiroide y paratiroide, con el elemento éter, y el color azul marino.

Dominio de la consciencia que controla, crea, transmite y recibe las comunicaciones, tanto con nuestra sabiduría interna como con los demás. Entre sus atributos figuran el escuchar, el hablar, el canto, la escritura y todas las artes que tienen que ver con el sonido y la palabra. Es también el centro de la creatividad dinámica, la clariaudiencia y la telapatía, pues la comunicación es una clave esencial para acceder a los planos internos y poder utilizar nuestros niveles mentales multidimensionales.

Se halla asociado a la comunicación y a la toma de responsabilidad en las necesidades propias. El recién nacido se acerca al pecho, pero deberá mamar antes de lograr nutrirse. Idéntico principio es aplicable a lo largo de la vida. A medida que la persona madura, la satisfacción de sus necesidades depende cada vez más de sí misma. 

  • Desafío y Obsequio Humano : El expresar nuestra verdad sin miedo, y escuchar el sonido del Universo. 
  • Deseo Divino: escuchar y ser entendido, transmitir y recibir la Verdad. 
  • Relación Primordial: con nuestra conexión vibracional con toda la existencia.

El quinto chakra es la verdadera entrada a lo milagroso y misterioso, ya que está regido por el elemento éter. Eter es la condición del espacio y del tiempo para que algo pueda existir. Es el inicio del proceso de manifestación. 

Cuando activas este chakra, adquieres la percepción de lo sutil. Sabes estar alerta al principio de la causa y el efecto. El tipo de comunicación que se expresa desde el quinto chakra es muy directo. Se dicen las cosas como son: "es como es" y "que así sea".

Abierto: El funcionamiento de este chakra es apropiado cuando se alcanza la madurez y dejamos de culpar a los demás de nuestras propias carencias vitales y nos dedicamos a crear lo que necesitamos y deseamos.

El proceso de crear, es inherenta a la comunicación y ésta requiere que entremos en resonancia con aquellos a quienes deseamos transmitirles nuestras ideas, pensamientos y/o sentimientos para impactar la realidad, por lo que la apertura del quinto chakra conlleva el logro de la empatía y la sintonía con los demás.

La esencia de la comunicación es la creatividad, ya que con la alteración de las pautas existentes nos convertimos en creadores que damos origen a la realidad y al porvenir de nuestras vidas momento a momento

Conforme se avanza en la apertura de este centro, el sujeto adquiere el entendimiento del mundo en el plano "vibracional", que es un plano situado más allá de las formas y los movimientos del plano material.

También se adquiere la capacidad de la telepatía, definida como "el arte de comunicarse a través del tiempo y del espacio sin recurrir a ninguno de los cinco sentidos normales".

Cerrado: Si se mide este centro como contrario a las agujas del reloj, la persona no toma lo que se le da. Esto suele ser así porque considera que el mundo es un lugar negativo, y generalmente hostil, dado lo cual será cauta y sus esperanzas sobre lo que habrá de recibir serán negativas. Seguramente espera hostilidad, violencia o humillación en vez de amor y alimento. Como la negatividad de sus esperanzas le hace crear un campo de fuerza negativo, atraerá hacia sí lo negativo. Es decir, si tiene expectativas de violencia, ésta se encontrará en su interior, y la atraerá según la ley de que los iguales se atraen, de acuerdo con la naturaleza del campo energético universal.

La comunicación no fluye, no se logra, ya que no hay resonancia con los demás y por lo tanto, la creatividad se dificulta y no es posible cambiar la realidad.

Otra cuestión asociada la obstrucción de este centro es la falta de tranquilidad y silencio interior, indispensables para poder ensanchar la capacidad de percepción y canalizar o recibir comunicaciones telepáticas. 

 

El Agnya o Ajana

El Agnya o Ajana

Sexto Chakra o Chakra del Tercer Ojo. Su nombre significa comandar, percepción, conocimiento, autoridad. Saber, percibir. Capacidad para visualizar y entender conceptos mentales. Color Azul Oscuro. Piedras: amatista y otras piedras de color índigo. 

Está localizado entre las dos cejas, la hendidura de la frente, se encarga del perdón y la compasión, y permite trascender de la conciencia mental pensante a la conciencia espiritual sin pensamiento (en sánscrito Nirvichara). Cuando este chacra se abre, entendemos el verdadero significado del perdón, al igual que nos hacemos conscientes del mal que nos hace el odio y el rencor. Estos últimos son incompatibles con la paz y el amor a los que un ser humano aspira desde el interior noble de su espíritu..

Está asociado, en el cuerpo con la glándula pituitaria, con los ojos, el cerebro, con el elemento Luz y también, más allá de los elementos, con los colores púpura e índigo. 

  • Desafío y Obsequio Humanos: el pasar de la mente dualística a la intuitiva mente neutral. 
  • Deseo Divino: concentrar la mente, donde la claridad concentrada y la paz interior ocurren de forma automática. 
  • Relación Primordial: con el conocimiento interior y el cósmico.

Éste es el chakra del dominio. Aquí es donde alcanzas la integración de la personalidad por encima del dualismo de la psicología humana. Desde aquí desarrollas el sentido de la intuición para saber en qué dirección deseas ir.

Es el chakra asociado con el tercer ojo, con el cual ves más que con dos ojos. Los dos ojos te dan dimensión en el mundo normal; el tercer ojo te da la visión, la profundidad y la dimensión de los mundos sutiles. Su función es ver lo invisible y conocer lo desconocido. Es el centro de la intuición y de nuestra conexión directa con la fuente infinita de sabiduría.

El centro de la frente está relacionado con la capacidad de visualizar y entender conceptos mentales. Esto incluye los conceptos del mundo y del universo de la persona, o la forma en que considera al mundo y las probables respuestas que éste le dará.

Abierto: Claro entendimiento y alta capacidad para visualizar y entender conceptos mentales. Capacidad creativa. Si el centro de voluntad ejecutiva está abierto, a las ideas de uno sigue la acción apropiada para hacer que se materialicen en el mundo físico. 

Cerrado: Si este centro gira en sentido contrario a las agujas del reloj, uno tiene conceptos mentales confusos o imágenes sobre la realidad que no son ciertas y sí por lo general, negativas. La persona proyecta esas imágenes hacia el mundo para crear el suyo propio. Si este centro se encuentra atascado o es débil, las ideas creativas quedarán bloqueadas simplemente porque la cantidad de energía que fluye a través de él es reducida. Para abrir este centro es necesario purificar o clasificar nuestras imágenes de creencias negativas. En el proceso terapéutico hay que sacar a la luz la imagen y hacer que se manifieste en la vida de la persona, para que la persona entienda y vea la imagen claramente como lo que es y pueda reemplazarla. La voluntad ejecutiva está cerrada, las ideas no tienen salida en el plano material, se convierten en frustración y la persona lo pasa mal.

 

El Sahasrara o Sahashrara

El Sahasrara o Sahashrara

Septimo Chakra o Chakra Corona. Su nombre significa "la flor de loto de los mil pétalos". Integración de la personalidad total con la vida y los aspectos espirituales de la humanidad. Color Violeta, Blanco o Dorado. Piedras violeta amatista, topacio blanco.

Glándula: Pineal 

Está localizado en la corona o parte superior de la cabeza, donde tienen la hendidura suave los bebés. El séptimo centro integra los seis anteriores con todas sus cualidades y aspectos. Representa el último escalón en la evolución de la conciencia humana. La humanidad en su globalidad se encuentra ante la posibilidad de despertar este chacra que hasta ahora era desconocido. El Sahasrara nos da la percepción directa de la realidad, conseguida mediante la realización, a través del despertar espontáneo de la Kundalini dado por Sahaja Yoga.

Está asociado, en el cuerpo, con la glándula pineal y el córtex cerebral, con la conciencia y más allá de los elementos, con los colores blanco, silva y la cualidad de la luminosidad.

Está relacionado con la conexión de la persona con su espiritualidad y con la integración de todo su ser, físico, emocional, mental y espiritual. 

  • Desafío y Obsequio Humanos: sintonizar con y rendirse a la conciencia divina. 
  • Deseo Divino: conectar con y usar los energías infinitas, conocer lo desconocido, experimentar el significado trascendental de la vida. 
  • Sensación Primordial: unidad, dicha.

La apertura del séptimo chakra tiene una condición clave: la humildad, la entrega, la capacidad de postrarse ante el Infinito. Por esto, en muchas tradiciones, las personas suelen inclinarse o postrarse ante la divinidad. El tope de la cabeza se inclina hacia la tierra y, al hacer este movimiento, la atención, la sangre, la circulación y el prana se concentran en el séptimo chakra y la persona se siente abierta y fortalecida. 

Así como el sexto chakra está asociado con la luz sutil, el séptimo chakra está asociado con el sonido cósmico. Ahí, cuando se despierta la percepción, es como si escucharas el ruido ensordecedor de miles de truenos estallando simultáneamente. Los videntes antiguos intentaron captar ese sonido en el "gong". 

Cuando alguien no abre adecuadamente el séptimo chakra, la función psíquica que puede haber surgido ya de su tercer o sexto chakra, podría meterlo en problemas. Sin humildad, disponer de información desconocida puede dar como resultado un ego espiritual.

Abierto: Es probable que la persona experimente con frecuencia su espiritualidad en forma muy personal y exclusiva. Esta espiritualidad no se define dogmáticamente, ni se expresa con palabras. Se trata más bien, de un estado de ser, un estado de trascendencia de la realidad mundana al infinito. Va más allá del mundo físico y crea en el individuo una sensación de plenitud.

Cerrado: la persona no tiene, probablemente ese "sentimiento cósmico" y no entiende de lo que hablan otros cuando se refieren a él.